Los líderes de la industria española defienden con firmeza sus planes de transición verde, reconociendo la “oportunidad histórica” que se presenta para convertir a España en una potencia industrial. Destacan la importancia de la transición hacia prácticas más sostenibles para alcanzar el objetivo europeo de neutralidad climática en 2050, a la par de generar empleos de calidad. A pesar de los éxitos en generación de energía renovable, las empresas del sector privado subrayan la necesidad de reducir la burocracia para agilizar la implementación de sus ambiciosos planes de transición verde, que buscan la descarbonización y la rentabilidad simultáneamente.

 

En el Spain Investors Day, Maarten Wetselaar, CEO de Cepsa, enfatiza que el obstáculo principal no es la falta de dinero o visión, sino la necesidad de resolver rápidamente los problemas relacionados con permisos, conexiones a la red y alineación con los clientes. Por otro lado, Luis Gallego, CEO de IAG, reconoce que la descarbonización en la industria aérea no será barata y señala que los vuelos serán más costosos pero confía en implementar cambios en la gestión para compensar los costos adicionales y destaca la importancia de trabajar en colaboración con los gobiernos.

 

Por su parte, Manuel de la Rocha, secretario de Estado y director de la oficina de Asuntos Económicos y G20, destaca la importancia de la colaboración público-privada para alcanzar los ambiciosos objetivos acordados por los Veintisiete.

Más información en el artículo de Cinco Días.